Mobile World Congress 2017, a la vanguardia del diseño

0

Ya ha dado por finalizada la Mobile World Congress de este año. Durante estos cinco días de feria, numerosas marcas como LG, Samsung o Wiko han presentado sus dispositivos para este nuevo año 2017. Los medios de prensa aclamaban estos nuevos dispositivos, pero no por su mejora en términos de potencia, si no por su diseño. Tanto metálicos como acristalados, ninguna firma ha dejado a su dispositivo sin dotarlo con las últimas novedades estéticas.

Una Mobile World Congress de mucho diseño

Así por ejemplo, un dispositivo con 4 GB de RAM o un Snapdragon 821 es considerado un dispositivo de gama alta. Sin embargo, el año pasado pudimos ver como esta configuración estuvo en otros numerosos dispositivos de matiz superior. Además, el por llegar Snapdragon 835 ofrecerá una experiencia de usuario muy parecida al dispositivo comentado anteriormente.

Dicho lo anterior, podemos concluir que ya no hay tanta diferencia de potencial entre el hardware de este año con el del pasado. Es por esto, por lo que la mayoría de marcas se están fijando en aspectos distintos, más estéticos y que llamen más la atención al usuario. El uso del metal es uno de los más acogidos por los diseñadores y cada vez el cristal va tomando una mayor cuota.

Ya no hace falta irse a precios muy altos para encontrar dispositivos estéticamente atractivos y el Wiko Suny Max es una prueba de ello. El diseño se ha convertido en un aspecto fundamental a la hora de comprar un smartphone y la competencia es cada vez mayor.

Para no ha sido la Mobile World Congress responsable de hacerme esta idea. Ya desde hace varios años atrás me he dado cuenta que los dispositivos ya van lo suficientemente fluidos. Es muy difícil superar los tiempos de cargas actuales, y si se superan, son casi imperceptibles.

Carga rápida, un falso amigo

Algo parecido ocurre con el tema de las baterías. Desde el desarrollo de la carga rápida, la duración de las baterías ha pasado a segundo plano. Y es que incluso podríamos hablar de marketing, al venderte un dispositivo con una autonomía insuficiente, pero que te lo “compensan” con la carga rápida.

Como ya hablamos en otro artículo, el desarrollo de las baterías está yendo lento, muy lento, más de lo que los consumidores piden. Y ahora que ha emergido la carga rápida, muchísimo menos aún.

Aunque la carga rápida es, a mi parecer, una gran implantación en los dispositivos móviles, echo de menos una buena autonomía. Esto se debe a que mi OnePlus 3 me deja tirado en mitad de la tarde, pero tengo la suerte de que la batería se carga en menos de una hora. Como lo hemos comentado antes, esto a nivel de anunciar un dispositivo ha repercutido bastante. Ya no vemos comerciales que destacan la batería de un terminal, si no lo rápido que se pueden llegar a cargar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here