Saltar al contenido

Google Pixel 2 vs Samsung Galaxy S8 vs iPhone 8

Llegamos a unas de las comparaciones más esperadas tras la presentación del Google Pixel 2 hoy, 4 de octubre. Se trata de la comparación entre tres de los dispositivos más potentes de esta temporada: el Google Pixel 2, Samsung Galaxy S8 y iPhone 8.

Para ello, vamos a tratar de contrastar estos tres dispositivos en varias categorías estableciendo nuestro ganador. Sin embarro, como siempre comentamos en todas este tipo de artículos, vosotros tenéis la última palabra.

Quiero comentar antes de empezar para que no haya confusiones que los dispositivos como el Pixel 2 XL, Galaxy S8 +, iPhone 8 Plus o iPhone X no están incluidos en esta comparación.

Comparación del diseño

En este aspecto tendremos tres propuestas bastante distintas. Por un lado, el iPhone 8 ha imitado casi totalmente el diseño del iPhone 7, cambiando únicamente el aluminio trasero por cristal.

Tratando el Samsung Galaxy S8, es de los tres el que más ha innovado en su apartado estético. Los bordes son casi inapreciables, además de la curva a amos lados del terminal le dan, a mi gusto, un plus en el apartado de diseño.

El Google Pixel 2, como ya comentamos en nuestras primeras impresiones, tiene unos bordes bastante significativos para el año en el que nos encontramos. Pero no solo eso, su diseño me parece muy parecido al los antiguos Nexos 5 que Google presentó hace años.

El ganador de este apartado en mi opinión es el Samsung Galaxy S8.

Comparación de rendimiento

Comenzamos de nuevo hablando sobre el iPhone 8. El procesador A11 Bionic diseñado por Apple lo han vendido como algo de otro mundo, pero en realidad es más de lo mismo.  Un procesador de alta gama que funciona realmente bien y que no te va a dejar tirado.

Continuamos con el Samsung Galaxy S8. El Exynoss 8895 diseñado por Samsung supone uno de loa mayores avances para este terminal. Sin duda, funciona de forma fluida gracias también a sus 4 GB de memoria RAM.

Por último el Google Pixel 2. En cuanto a procesador, no se ha quedado nada corto al contar con un Qualcomm Snapdragon 835 junto a una memoria RAM de 4 GB. Aunque no se queda atrás en cuanto a rendimiento, pierde algo que los otro si tienen, y es que el procesador no esta diseñado por la misma compañía

El ganador de este apartado es el iPhone 8, aunque podría haber sido cualquiera. Actualmente, todos los dispositivos de gama alta poseen una potencia casi idéntica.

Comparación de cámara

Vamos a empezar esta difícil comparación otra vez con el iPhone 8. Tiene una única cámara trasera de 12 megapixeles con una apertura focal 1.8. Por su contra, tampoco cuenta el modo retrato que si trae su hermano mayor: el iPhone 8 Plus.

La cámara del Samsung Galaxy S8 como todos los demás, cuenta con un único sensor de 12 megapixeles con doble flash LED capaz de grabar a una resolución 4K. A nivel de extras, no es capaz de realizar fotos con el famoso modo retrato, aspecto a tener bastante en cuenta en la actualidad pero si posee HDR automático.

Para terminar, vamos a tratar el Pixel 2. La cámara del Pixel fue nombrada por muchos medios como la mejor en un smartphone. A partir de aquí Google potencio muchas campañas a través de redes sociales como Instagram. Como en el resto, se repite ella sensor únicamente de 12 megapixeles. Sin embargo, este cuenta con con tecnología HDR + y modo retrato, aunque por software.

El ganador de este apartado es el Google Pixel

Comparación de sistema operativo

Por último vamos a tratar los softwares de los tres dispositivos. Para comenzar, el iPhone 8 trae instalado la última versión de iOS: iOS 11. Aunque es muy parecida a su predecesora, está mucho más pulida y corrige todos los errores que se presentaron durante iOS 10.

En los otros dos terminales podemos encontrar el mismo sistema operativo: Android, pero bastante distinto en ambos. El Galaxy S8 cuenta con Android Nougat (Android Oreo lo recibirá en breves) junto a la capa Touch Wiz bastante personalizada pero cada día más optimizada.

Por otro lado, el Pixel 2 tiene Android puro, con algunas modificaciones que mejoran el diseño, pero sin salirse de la línea del material desing. Es la experiencia más fluida que os podéis encontrar del sistema operativo de Google. Tras su salida, viene con Android 8.0 Oreo, pero actualizar el primero a las próximas versiones durante unos años.

El ganador de este apartado es el iPhone 8

Conclusión

Aunque si sumamos los puntos la victoria se la lleva el iPhone 8, quisiera comentar algunas cosas. Sí, es verdad que es el que a primera vista mejor funciona, pero eso no lo significa todo. Principalmente porque no se han “mojado” nada. Solo han cambiado la parte trasera y me decepciona de Apple que el único cambio de esta generación haya sido el iPhone X. Aun así, los tres dispositivos con capaces de funcionar con una potencia y una calidad muy parejas.