El BCE estudia la creación del euro digital

Juan Otálora Alarcón
Juan Otálora Alarcón
Estudiante de ingeniería informática en la Universidad de Murcia. Expresando lo que soy y en lo que creo.
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

2 min

Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

⏱  2 min

Pese a que ya no se habla de criptomonedas como se hablaba hace unos años atrás, todavía siguen a la orden del día. Los intentos de Libre por parte de Facebook para lanzar su propia criptomoneda apoyado en grandes entidades financieras y empresas tecnológica parece también haberse estancado. Pero, ¿es el fin de las criptomonedas?

Pues al parecer no, ya que el Banco Central Europeo (BCE) anunció hace unos pocos días que se estaña acelerando los trabajos para el desarrollo de un criptoeuro o euro digital. Esta moneda nos podría servir tanto gastarla en productos como para utilizarla en diversos servicios financieros.

Lo que se sabe del criptoeuro o euro digital

Pero, ¿por qué tanto interés en crear una nueva moneda digital? Bueno, para empezar, para competir contra otras alternativas como Libra de Facebook u otras criptomonedas como el Bitcoin. El valor de una moneda depende de cuánto se use y si los usuarios comienzan a utilizar otra en vez del euro, esta perderá valor.

El segundo motivo está más a la hora del día. La pandemia de la COVID-19 nos ha obligado a realizar cada vez más pagos contactless para evitar la transmisión del virus a través de dinero físico. Las monedas y los billetes son una fuente de infección teniendo en cuenta la gran cantidad de personas que los mueven y los circulan en toda Europa.

Aunque la pandemia global que nos acecha ha sido un detonante de que cada vez usemos menos dinero en efectivo, la verdad es que mucho antes de que esto pasara los usuarios ya mostraban cierta aversión contra el dinero físico. Es más engorroso de llevar, lo puedes perder, se puede romper, …

No obstante, no todos son ventajas en la creación de este euro digital. los enormes desafíos económicos y financieros que plantea hacen que su puesta en circulación se pueda retrasar más de lo que imaginamos.

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.