Saltar al contenido

Todo lo que necesitas saber sobre Clouding. Opinión sobre el servicio VPS

Hasta hace bastante poco no conocía que eran los servidores VPS. Un día, me dispuse a lanzar una pequeña aplicación para un proyecto personal y comencé a darme cuenta de la inmensidad de este mundo (llegando a hacerme casi fanático).

¿Qué es un VPS?

Un VPS o Servidor Virtual Privado, para que nos entendamos tú y yo, es un servidor que puedes utilizar con una IP y un sistema operativo propio. ¿Entonces, cuál es la diferencia con un servidor normal y corriente? Pues bien, un servidor normal tiene una estructura hardware similar a la del ordenador que tienes en casa. Es una caja, más o menos grande, con un procesador propio, memoria RAM propia, conexión a Internet, puertos, etc.

Esta infraestructura es bastante cara si la queremos replicar o escalar decenas de veces para crear decenas de servidores. La solución más eficiente, es utilizar la misma infraestructura y compartirla entre varios servidores (virtuales esta vez) al mismo tiempo. De esta forma, el mismo ordenador de casa que hemos puesto antes como ejemplo, pasaría de ser un servidor, a albergar varios VPS al mismo tiempo. Una definición más formal de VPS sería la siguiente:

Método con el que particionar un servidor físico en varios servidores virtuales, de tal forma que parezca que funcionan como servidores independientes.

¿Qué ofrece Clouding?

Ahora vamos a analizar algunas de las principales ventajas que nos ofrece Clouding.io y que hicieron que me decantase por esta empresa de VPS en vez de por cualquier otra.

Cuando queremos maximizar la velocidad de acceso, es importante que nos encontremos geográficamente cerca del servidor. Así por ejemplo, si el VPS se localiza en Australia, tardará mucho más en cargar todos los datos que si se localiza en Francia o en Italia. En este caso, los servidores de Clouding.io se encuentran en España, por lo que el tiempo de transmisión será muy reducido. Esta es una de las principales ventajas que veo sobre la competencia, las cuales difícilmente cuentan con infraestructura en nuestro país.

A la hora de la facturación, muchas plataformas ofrecen únicamente planes mensuales o anuales, además de ser precios bastante abusivos para lo que ofrecen realmente. En Clouding.io, la facturación se realiza por horas y solo pagas por las horas que has utilizado. Así, si por ejemplo decides dejar en pausa el servidor, solamente estarás facturando el almacenamiento, sin tener que desembolsar el gasto del resto de la infraestructura.

A parte de que la facturación se realiza por horas, podemos cambiar la configuración de nuestro servidor en cualquier momento, añadiendo más CPU, más memoria RAM, más almacenamiento, backups de respaldo, etc. Todo esto podrá modificarse en cualquier momento y deshacerse cuantas veces se deseé sin ningún sobre-coste adicional.

A diferencia de otros proveedores, la creación de nuevos servidores no tiene ningún coste base. Esto significa que podemos crear y eliminar tantos servidores como queramos, que lo único que se nos estará facturando serán las horas dependiendo de las especificaciones de nuestro VPS.

Por último, me gustaría hablar del servicio al cliente, un aspecto a tener en cuenta cuando contratas cualquier servicio. La mayoría de los proveedores de VPS económicos, tienen una pésima atención al consumidor, ya se sabe, de algún sitio tienen que recortar. Lo realmente sorprendente, es que este no es el caso. Los técnicos te resuelven dudas que tenga que ver con la instalación o configuración del VPS, las DNS o el firewall. Además, tienen una gran base de conocimiento con un montón de tutoriales paso a paso con los que podrás hacer casi cualquier cosa.

¿Opinión final y precio?

Antes de terminar en Clouding.io, he pasado por varios proveedores bastante famosos. Sin embargo, todos ellos han tenido algo que me ha terminado echando para atrás: servidores no flexibles, facturación anual, pésimo servicio al cliente. He tardado mucho hasta llegar a esta plataforma y me alegro de haberlo hecho, porque hacía tiempo que no confiaba en un proveedor de cloud.

He estado varios meses probándolo y me cuesta sacarle contras a este servicio, por lo que estoy tremendamente orgulloso. Si queréis, podéis probarlo con 5€ gratuitos si entráis en la página de Clouding.io y os registráis. No necesitáis poner tarjetas de crédito ni nada por el estilo, iréis directos al panel de control para comenzar a lanzar vuestros primeros servidores.

https://clouding.io/