Saltar al contenido

MacBook Pro 2017, dos semanas después esto es lo que pienso

Hace unas semanas adquirí uno de los últimos terminales de Apple: el MacBook Pro de última generación. Se trata de la versión de 13 pulgadas con un disco duro de 500 GB, es decir, un pedido especial que tuve que hacer online. Esto es porque en las tiendas de Apple solo tienen este modelo hasta la versión de 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento interno. En cuanto el color, adquirí el nuevo gris espacial, un coló más oscuro que el original plata de Apple. En mi opinión es mucho más bonito, pero de eso hablaremos más tarde.

Mi opinión sobre el nuevo diseño

He tenido la suerte de poder probar el MacBook de generación anterior y este que tengo ahora. Claramente hay varias diferencias en ellos, algunas muy importantes, sobre todo el aspecto estético. Para empezar, se nota como el dispositivo es mucho más fino y ligero, sobre todo la pantalla, de escasos milímetros de espesor. Esta delgadez de la pantalla provoca que la manzana no peda iluminarse, sino que solo sea de aluminio.

Otro aspecto que me ha gustado mucho ha sido el nuevo color que dan a elegir con la compra del Macbook. A parte del color plata tradicional, también podemos elegir el gris espacial, un color algo más oscuro que le da al portátil mucha más profesionalidad.

Si me preguntas si lo he adquirido con la Touchbar, mi respuesta es no, simplemente porque con el precio de la barra tenía el doble de memoria. Además de esta novedad, la supresión de puertos fundamentales hoy en día como el HDMI o el USB tradicional se han eliminado y se han sustituido por 2 puertos USB C. Pero bueno, a diferencia que con los iPhone, han querido mantener el Jack de 3,5 mm.

¿Qué pasa con el teclado y el Touchpad?

Una de las mayores alegrías que me dio este nuevo MacBook fue la inclusión de un Touchpad mucho más grande, sobre todo en la versión de 15 pulgadas. Además, incorpora la tecnología 3D Touch, con el que podremos realizar acciones de forma mucha más sencilla.

En cuanto al teclado, ha tenido muchas críticas por parte del público. Esta claro que si queremos hacer un portátil más delgado, tenemos que reducir todo al mínimo. Esto mismo ha pasado con el teclado, el cual viene con la tecnología mariposa de segunda generación. Sin embargo, el tacto del teclado no es para nada malo, pero se hace un poco raro al principio si vienes de un teclado mecánico como yo. El único problema que he notado yo, es que la tecla comando está mucho más dura, como si hubiese colado algo por debajo de la tecla que no me dejase pulsar bien.

La pantalla y el sonido son espectaculares

Ya lo he dicho todo en el título, pero es que me moría por poner eso y es que es verdad. No podría estar más contento con la nueva pantalla del MacBook Pro, mucha más ajustada al frontal, con colores más brillantes y una resolución espectacular.

En cuanto al sonido, lo han mejorado hasta un nivel sobre natural. El sonido tiene una calidad muy alta y el volumen es también muy alto. Estaba acostumbrado a utilizar auriculares para todo, con el fin de mejorar la calidad de sonido, pero ahora evito a toda costa usarlos para disfrutar estos altavoces.

Rendimiento del nuevo Macbook Pro

Para muchas personas, este aspecto es de lo más importante a la hora de comprarse un nuevo portátil, pero va tan bien que no creo que tenga que dedicarle muchas frases. Todos conocemos macOS, un sistema operativo totalmente optimizado al hardware de cada dispositivo. En un principio viene con macOS Sierra instalado, pero en unas semanas actualizará a High Sierra.

Por último en este apartado vamos a tratar el tema de la batería. Según Apple promete 10 horas de batería, pero os aseguro que no es así. Actualmente el uso que le doy es para administrar las distintas páginas webs del Grupo GeekBlogs y la batería tengo que cargarla a diario si uso el portátil bastante.

Opinión general

Este portátil es el compañero perfecto de trabajo en todos los sentidos. Con él tendremos un dispositivo rápido, potente y con una buena pantalla para realizar con la más normalidad tareas complejas como renderización de videos o compilación de programas. El precio que tiene esta versión llega a los 2000 euros, aunque yo lo adquirí junto con unos Beats Solo 3 por 1800 euros gracias al descuento de estudiante.