Saltar al contenido

¿Cómo de resistente es el Note 8 al fuego? Test de resistencia

Uno de los últimos terminales que han salido al mercado ha sido el Samsung Galaxy Note 8. Aunque sus especificaciones son muy buenas, aunque no todo lo es, mucha gente se preguntará cuánto le durará un dispositivo como este.

Un usuario de la red ha compartido un vídeo en el que maltrata el Note 8 intentando rayarlo, quemarlo e incluso doblarlo. Vamos a ver el vídeo mientras lo vamos comentando:

Test de resistencia del Galaxy Note 8

Empieza el vídeo con una presentación sobre el dispositivo en cuestión y realiza un rápido unboxing donde muestra todos los accesorios que incorpora. Una vez encendido demuestra que funciona y comienza con ya con lo interesante: rayar la pantalla.

Rayar la pantalla

Como podemos ver en el vídeo, el grado de dureza que alcanza es el el número 5, a partir de ahí ya se empieza a rayar. Como comenta en el vídeo, en el test del iPhone 7 dio el mismo resultado, así que aunque no haya mejorado respecto a otros dispositivos, no va a ser fácil rayar el Note 8. Sin embargo, al sacar el S Pen nos damos cuenta que este si se raya fácilmente, pero de esperar, puesto que está fabricado en plástico y no está expuesto a tantos agentes externos como el teléfono en cuestión. La parte trasera, al estar protegida con la misma tecnología que la pantalla, resiste igual el cúter, a la par que la cámara.

Fuego

Pasamos a la segunda parte del experimento y es la prueba de resistencia al fuego. Al acercar un mechero encendido vemos como necesita bastantes segundos para que deje la peculiar mancha en la pantalla que ocurre con todos los terminales. Sin embargo, no suele ser muy normal el acercar el móvil a una llama y si lo hacemos no será por mucho tiempo. Además, al estar realizado de metal y cristal por fuera, no se nos deformará el cuerpo como si fuese de plástico.

Bend test

Este test se hizo famoso y se empezó a practicar a todos los terminales desde el famoso Bend Test del iPhone 6. Sin embargo, este Note 8 aguanta basta mejor la fuerza ejercida por el creador del vídeo. En parte se explica por sus materiales, al no llevar muchos metales que son plásticos, no conserva la forma  que se deja tras ser presionado. Sin embargo, como ocurre en la mayoría de los Bend Test, nunca se conoce la fuerza que se aplica sobre el dispositivo.