TP-Link Deco M4. Review tras un mes de uso

Juan Otálora Alarcón
Juan Otálora Alarcón
Estudiante de ingeniería informática en la Universidad de Murcia. Expresando lo que soy y en lo que creo.
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

5 min

Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

⏱  5 min

Hoy voy a hablar de una de las mejores inversiones que he hecho en mi hogar desde hace muchísimo tiempo. He decidido instalar un sistema de WiFi Mesh por toda mi casa para mejorar la estabilidad y la velocidad en todas las habitaciones.

Os cuento mi situación para que la entendáis. Si veis el plano de mi casa, os podréis percatar que tanto el baño como la cocina están situados en un punto bastante central. Para los que no lo sepáis, los azulejos son unos buenos inhibidores de la señal WiFi y por los tanto las habitaciones que habían justo detrás de la cocina y el baño recibían una pobre conexión a internet.

Lo primero que probé a instalar es un repetidor WiFi, de estos que se conectan al enchufe y parecen una lampara de noche, pero no dio muy buen resultado. Lo segundo que intenté fue colocar otro segundo repetidor WiFi para intentar amplificar aun más la señal, pero terminó siendo un jaleo de nombres de red. Tenía que existir una solución mucho más sencilla, y fue ahí cuando descubrí la redes WiFi Mesh o de Malla.

Qué es una red WiFi Mesh o de Malla

Posiblemente te habrás conectado en muchas ocasiones a la red WiFi de un centro comercial o de un hotel. En este caso, vamos a tomar el ejemplo de un centro comercial. Por más que te mueves por las diferentes tiendas, el teléfono nunca se te desconecta de la red WiFi, como si existiera una antena super potente que repartiese el internet hasta el último rincón.

La verdad es algo distinta. Las redes mesh están formadas por diferentes nodos que son como puntos de accesos que se comunican entre sí. Esto permite dos cosas:

  • Tener un mismo nombre de red para todos los puntos de acceso
  • Conectar el dispositivo al nodo que tengas más cerca

Por esa misma razón, conforme te vas moviendo a través del centro comercial, los distintos nodos comparten información sobre cuan cerca estás de cada uno de ellos y dependiendo de estos datos, te conectaras a un nodo u a otro.

Claramente nuestra casa no es un centro comercial, pero también cuenta con múltiples habitaciones, múltiples plantas y zonas muertas. A lo mejor no necesitarás decenas de nodos, pero 2 o 3 pueden ser suficientes para crear una red malla que te permita conectarte a Internet desde cualquier punto de tu casa a una buena velocidad. Esto es lo que permite la serie Deco de TP-Link y hoy voy a analizar su modelo M4:

Diseño

Creo que es imprescindible que comencemos hablando del diseño teniendo en cuenta que son varios dispositivos que se van a situar en zonas visibles de nuestra casa.

Como podéis apreciar, es bastante más grande que un repetidor WiFi tradicional. Cuenta con una estructura tubular de color blanco que pesa menos de lo que parece. Este diseño tan minimalista, con un único LED en la parte superior que nos indica el estado, nos permite localizarlo en cualquier sitio sin que resalte demasiado.

Da gusto que pueda situarlo encima del mueble del comedor sin necesidad de intentar esconderlo, pero que se camufla bastante bien con el color de la pared. No obstante, aunque alguien lo llegase a visualizar y a fijarse en él, no me importa, porque el diseño es bastante elegante y es difícil que estropee cualquier diseño de interior.

Al fin y al cabo eso es lo que creo que ha intentado TP-Link, crear un dispositivo discreto, pero elegante.

Instalación y configuración

La instalación puede ser algo complicado o tedioso, pero nada más lejos de la realidad. Lo primero que deberemos de hacer es descargarnos la aplicación de Deco en nuestro dispositivo iOS o Android. Luego os hablaré más en detalle de esta aplicación, pero vamos a comenzar por instalarla y registrarnos si todavía no tenemos una cuenta de TP-Link.

Abrimos la caja y encontraremos (en mi caso) dos dispositivos Deco. Cogemos uno de ellos que será el que usaremos cómo nodo principal y lo enchufamos a la corriente cerca de nuestro router. Cogemos también el cable RJ-45 que viene en la caja y conectamos nuestro Deco a una de las entradas libres que quede en el router que nos habrá ofrecido nuestra compañía telefónica.

Una vez seguidas estas instrucciones deberemos esperar a que la luz del LED superior de nuestro Deco principal deje de parpadear en amarillo para que comience a parpadear en azul. Este será el momento de abrir la aplicación móvil y crear una nueva red dejando que el dispositivo detecte el nodo. Una vez identificado, os recomiendo que la nueva red tenga un nombre distinto al de vuestra red WiFi actual y que la antigua la desactivéis.

Cuando ya tengamos el nodo principal conectado, nos preguntará si queremos añadir nodos adicionales a la red, lo cual pulsaremos que sí. Añadimos tantos nodos extra como queramos hasta completar nuestra red, aunque lo recomendable suelen ser unos 2 o 3 nodos.

Aplicación móvil

Lo primero que veremos nada más abrir la aplicación es un listado de todos los dispositivos que están haciendo uso de nuestra nueva red WiFi. Yo los he decidido categorizar por nombre y colocar un icono adecuado a cada uno de ellos para que sea más fácil diferenciarlos. Por lo general, el título que nos sale de cada uno es el nombre de dispositivo que tiene configurado cada uno.

Como también podéis observar, en la columna de la derecha nos aparece el uso que están haciendo de la red tanto en bajada como en subida. En mi caso, he decidido marcar varios dispositivos como Alta Prioridad, lo que significará que el sistema de nodos me tendrá en cuenta a mi antes que a los demás cuando el nivel de uso de la red sea alto.

La aplicación no solo nos permite monitorear a los usuarios, si no también controlar el uso que hacen del Internet gracias a un potente Control Parental, que nos permitirá bloquear el acceso a ciertas webs y limitar el número de horas que pueden navegar. Por ejemplo, tras bloquear Facebook en mi ordenador, no puedo acceder a la página web facebook.com desde ningún navegador:

Para terminar de hablaros de la aplicación, comentaros que cuenta con una lista negra para poder añadir dispositivos que no reconozcáis, configurar la tecnología WPS para conectaros de una forma más sencilla a la red y añadir nuevos administradores para que puedan ver y modificar los mismos datos que vosotros.

Opinión tras un mes de uso

Tras un mes de uso, he pasado de tener una conexión a Internet bastante mediocre que no llegaba a todas las habitaciones, ha tener una conexión rápida y estable. El precio de estos dos nodos es de unos 90€ (Amazon), aunque podéis comprar un pack en el que vienen hasta 3 Deco M4.

Con este precio te puedes comprar varios repetidores WiFi o incluso un PLC con punto de acceso incorporado, pero créeme, después de probar todas esas tecnologías, esta se queda muy pero que muy por delante.

La única apega que le pongo, es que puntualmente el nodo secundario pierde la conexión con el principal y entonces no distribuye la red de forma correcta. Pero como he dicho, es algo que no suele ocurrir y se soluciona automáticamente.

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.